05 Octubre 2018 Publicado en Temas Especiales Escrito por 

REACH y los biocidas también afectan a la industria automotriz

Valora este artículo
(0 votos)

Desde 2007 está en vigor en la UE el Reglamento relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH). Este regula la fabricación y la comercialización de productos químicos, y no solo afecta a los fabricantes, sino también a los usuarios intermedios, es decir, a las empresas que no fabrican estas sustancias por sí mismas pero que las siguen procesando. El primer paso fue registrar las sustancias químicas en la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos). Esto se llevó a cabo en tres fases, la última de las cuales se completó en mayo de 2018. Desde entonces, solo pueden producirse o comercializarse las sustancias químicas registradas.

El siguiente paso es la evaluación de las sustancias registradas por la ECHA y los Estados miembros. Si una sustancia se identifica como particularmente alarmante, se incluye en la lista de candidatos de REACH. Esta lista se actualizó por última vez en julio de 2018. Para las llamadas SVHC (sustancias muy preocupantes), se establece una fecha a partir de la cual solo pueden utilizarse en las áreas autorizadas. Esta autorización es por tiempo limitado, de modo que estas sustancias ya no se pueden utilizar después de la fecha límite y se deben reemplazar por otras sustancias menos preocupantes. Se consideran muy preocupantes las sustancias con las siguientes características:
-    carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducción
-    tóxicas y persistentes en el medio ambiente y en los organismos
-    muy persistentes en el medio ambiente y muy acumulables en los organismos
-    que posean propiedades preocupantes similares (por ejemplo, acción hormonal)

La ECHA está considerando actualmente la posibilidad de recomendar a la Comisión de la UE que incluya 18 sustancias en la lista de sustancias candidatas a la autorización (anexo XIV de REACH). Las observaciones pueden presentarse hasta el 5 de diciembre de 2018. Si una sustancia está incluida en la lista de autorizaciones, solo podrá comercializarse o utilizarse después de una fecha determinada si se concede una autorización para un uso determinado. Las empresas que utilizan, fabrican o importan estas sustancias pueden solicitar una autorización.

También se pueden restringir otras sustancias, no solo las SVHC, si “la fabricación, comercialización o uso de una sustancia química plantea un riesgo inaceptable para la salud humana o el medio ambiente y al que deba hacerse frente a escala comunitaria”. Esto se aplica, por ejemplo, a las sustancias químicas que pueden entrar en la UE mediante productos importados.

A lo largo de la cadena de suministro, la información sobre las sustancias utilizadas debe transmitirse del fabricante/importador al procesador/intermediario (= usuario intermedio) y al vendedor final. Solo así se puede garantizar el uso seguro de las sustancias y el derecho de los consumidores a que se tenga en cuenta una información veraz y verificable. En el caso de la industria automotriz, el reglamento REACH se puede cumplir con la ayuda del IMDS. Aquí se pueden introducir y transferir todos los datos sobre las sustancias utilizadas. Las sustancias prohibidas y las sustancias incluidas en la lista de sustancias candidatas a SVHC pueden identificarse de forma inmediata. Chemistry Manager, especialmente desarrollado en IMDS, ayuda a simplificar los informes.

Chemistry Manager también se puede utilizar para cumplir con el reglamento sobre biocidas, que ha estado en vigor desde 2013. Los biocidas son sustancias o mezclas de sustancias que destruyen, contrarrestan y neutralizan organismos nocivos como hongos, mosquitos y bacterias, impiden su acción o los combaten de alguna otra manera. Estos incluyen, por ejemplo, pesticidas, insecticidas, antimoho, etc. Solo las sustancias activas incluidas en la lista de sustancias activas aprobadas de la Unión Europea pueden utilizarse en los biocidas. La solicitud de aprobación de una sustancia activa debe presentarse directamente a la ECHA. Las sustancias que no pueden ser aprobadas tienen las siguientes características:
-    cancerígenas
-    mutágenas
-    tóxicas para la reproducción
-    endocrinas
-    persistentes, bioacumulables y tóxicas (sustancias PBT)
-    muy persistentes y muy bioacumulables (sustancias mPmB)

No obstante, en casos excepcionales, las sustancias con las propiedades antes mencionadas podrán autorizarse por un periodo limitado (siete años), al igual que las sustancias con las siguientes características:
-    alérgenas por inhalación
-    significativamente más tóxicas que la mayoría de las sustancias activas para el mismo tipo de uso
-    cumplir con dos de los tres criterios PBT
-    también son preocupantes en el caso de medidas de gestión del riesgo muy restrictivas
-    contienen una proporción significativa de impurezas ineficaces

Estas sustancias, que se aprueban por un periodo limitado, son candidatas a la sustitución. Esto significa que “antes de aprobar productos que contengan estas sustancias activas, se debe comprobar si el uso previsto no puede ser cubierto por otros productos”.

Además de las sustancias activas individuales, el reglamento sobre biocidas también regula los productos, los productos tratados y los biocidas in situ. Por lo tanto, solo se permiten los biocidas cuyas sustancias activas hayan sido previamente aprobadas. Los productos tratados son “sustancias, mezclas o productos que hayan sido tratados con uno o más biocidas o en los que se hayan incorporado deliberadamente uno o más biocidas”. Para los productos tratados, el distribuidor debe proporcionar una etiqueta que contenga lo siguiente:
-    una declaración de que los productos tratados contienen biocidas;
-    en su caso, la propiedad biocida atribuida al producto tratado;
-    los nombres de todas las sustancias activas incluidas en los biocidas;
-    los nombres de todos los nanomateriales incluidos en los biocidas, seguidos de “nano” entre paréntesis;
-    todas las condiciones de uso pertinentes, incluidas las precauciones que deban tomarse con respecto a los biocidas con los que se hayan tratado o que se incluyan en los productos tratados.

Los llamados biocidas in situ son biocidas producidos localmente, como el ozono generado a partir del aire. Esto significa que el aire en sí no se considera un biocida, sino el ozono que produce cuando se comercializa.

Fuentes:

https://www.reach-clp-biozid-helpdesk.de/en/REACH-en/REACH-en.html

https://www.reach-clp-biozid-helpdesk.de/en/Biocide-en/Biocide.html

Visto 2333 veces

Address

Waschweg 3, 61276 Weilrod, Germany 
E-Mail: info@imds-professional.com  
Tel: +49 60 83.91 30-30
Fax: +49 60 83.91 30 930

 

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.