¿Qué son los POP?

POP es el acrónimo en inglés de “Persistent Organic Pollutants” (contaminantes orgánicos persistentes). Estos contaminantes son sustancias químicas oránicas de carbono y tienen una combinación particular de propiedades físico-químicas que, una vez liberadas en el medioambiente, tienen las siguientes características:

•    permanecen intactas por periodos excepcionalmente extensos (muchos años);
•    se esparcen ampliamente por el medioambiente como resultado de los procesos naturales del suelo, el agua y, en particular, el aire;
•    se acumulan en los tejidos grasos de los organismos vivos, incluidos los seres humanos, y se encuentran en concentraciones más elevadas en niveles más altos de la cadena alimentaria;
•    son tóxicos tanto para los seres humanos como para la fauna y la flora.

La docena sucia

Con el Convención de Estocolmo del 22 de mayo de 2001, firmado por 122 países y ratificado por 180, se restringió o se prohibió la producción y el uso de, inicialmente, 12 toxinas en todo el mundo. La denominada “docena sucia” incluye nueve pesticidas (la aldrina, el clordano, el DDT, la dieldrina, la endrina, el heptacloro, el hexaclorobenceno, el mirex, el toxafeno), un grupo de sustancias químicas industriales (los bifenilos policlorados) y dos grupos de productos secundarios (las policlorodibenzodioxinas y los dibenzofuranos).

Los contaminantes se dividen en tres categorías:

Anexo A: Eliminación
Las partes deben tomar medidas para eliminar la producción y el uso de las sustancias químicas incluidas en el anexo A. Las exenciones específicas para el uso o la producción se indican en el anexo y se aplican solo a las partes que se registren para ellas.

Anexo B: Restricción
Las partes deben tomar medidas para restringir la producción y el uso de las sustancias químicas incluidas en el anexo B en virtud de cualquier propósito acceptable y aplicable,  o exención específica incluida en el anexo.

Anexo C = Producción no intencional
Las partes deeben tomar medidas para reducir las emisiones no intencionales de las sustancias químicas incluidas en el anexo C, con el objetivo de continuar con la minimización y, cuando sea viable, de lograr finalmente la eliminación.

Mientras tanto, se agregaron muchos otros contaminantes y, cada año, muchos otros caen en el ámbito del Convención de Estocolmo.

En https://chm.pops.int/TheConvention/ThePOPs/ListingofPOPs, se puede ver una descripción general de las sustancias incluidas.

Implementación en la UE

El Convención de Estocolmo se implementó mediante el Reglamento (CE) n.° 850/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo del 29 de abril de 2004 sobre contaminantes orgánicos persistentes y por el que se modifica la Directiva 79/117/CE. El objetivo a largo plazo es la protección ambiental y de la salud humana. En algunas partes, el reglamento de la UE incluso sobrepasa al Convenio de Estocolmo. Por lo tanto, ya se prohibió el uso y la comercialización de las parafinas clorinadas de cadena corta (SCCP) dentro de la UE.

¿Se afecta a la industria automotora?

Para la industria automotora, el reglamento de los denominados POP tiene relevancia desde 2014 a más tardar. Es decir, desde entonces, el pirorretardante hexabromociclododecano  (HBCD) figura en la lista del convenio de Estocolmo. Para 2017, se planifica la prohibición del pirorretardante éter de decabromodifenilo (decaBDE) y las SCCP (utilizadas como plastificante y pirorretardador).

Address

Waschweg 3, 61276 Weilrod, Germany 
E-Mail: info@imds-professional.com  
Tel: +49 60 83.91 30-30
Fax: +49 60 83.91 30 930

 

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo